10 junio 2015Artículos

Cómo la tercerización de procesos le permite a su empresa centrarse en su core

Toda empresa o actividad comercial nace desde la identificación de una necesidad, en base a ello se define un producto o servicio que responda y satisfaga esa necesidad. Esta decisión es lo que define la actividad principal de la empresa, pero existen tareas anexas que pueden aportar menos valor y para las cuales es necesario, y rentable, optar por la tercerización.

En el mundo empresarial un concepto muy utilizado es Core Business, éste se define como la razón de ser de la empresa, es la actividad que entrega máximo valor añadido al negocio y por lo cual la empresa existe. Para definir esta actividad fundamental se debe realizar un análisis sistemático de los procesos y analizar el aporte de valor de cada acción a la organización.

Dada la fuerte competencia que existe en prácticamente todos los rubros, es importante que las empresas se den a la tarea de identificar los elementos que les permiten diferenciarse de quienes realizan tareas similares. Identificar correctamente el Core Business de su empresa puede marcar la diferencia en la competitividad de su negocio.

La tercerización de procesos es uno de los recursos más importantes cuando se trata de potenciar el Core Business. Cuando tiene claro cuál es el corazón su negocio es tiempo de enfocar todos los esfuerzos, monetarios y humanos, para potenciar el trabajo en esa área y determinar cuáles son las operaciones secundarias que son indispensables y que es posible encargar a una empresa externa.

Lo que mejor sabe hacer

Como dice un refrán “el que mucho abarca, poco aprieta”, Esta analogía es determinante en el mundo empresarial, si su empresa las quiere hacer todas, aún sabiendo que sólo algunas tareas realizadas entregan rentabilidad, lo más probable es que no logre destacarse en ninguna de sus actividades.

Definir las tareas que no son troncales para su negocio y buscar la mejor opción de tercerización es parte de llevar a cabo una administración eficiente de los recursos.

Un ejemplo de lo que estamos hablando es el caso de un banco argentino que hace unos años tenía una política de autoabastecerse de todos los servicios necesarios para atender a sus clientes, incluida la seguridad. Por lo mismo, dado que eran necesarios perros para acompañar a los guardias, el banco dispuso de caniles y entrenadores de perros que estaban ubicados en las azoteas de sus edificios.

Esta decisión, que estaba consumiendo recursos, nada tenía que ver con el giro de un banco y mucho menos se podría considerar una necesidad ya que tener perros entrenados bajo ningún punto de vista es uno de los objetivos de esta institución.

Este es un buen ejemplo de lo importante que es tener claridad sobre lo que hace su empresa y cuáles con las acciones fundamentales para el negocio y cuáles necesariamente se deben externalizar.

Deja un comentario